-Periodismo de Opinión -   - 
Neuquén  - Patagonia - República Argentina - Fecha de inicio 28 de abril de 2.006
Ni Moncloa ni España, 
es Suramérica y es Argentina
Un país que sigue estando en la mira de los grandes especuladores del Mundo.
A la hora de los votos hay que jugar de igual a igual, con banderas propias, y sin caer en la trampa de acuerdos distractivos, que buscan profundizar la destrucción nacional que ya está en plena avanzada.
Ante la intentona de una nueva distracción política en la etapa de pre campaña electoral que reviste una cuestión de forma, (todos usan mensajes de campaña), el macrismo a través de su todavía candidato, Mauricio Macri, impulsa un llamado al que hasta sus otrora colaboradores que acompañaron sus principales decisiones de la gestión; lo están rechazando. Massa y Pichetto, sin olvidar a Urtubey a pesar de reconocer que va a perder pero lo quiere hacer compitiendo; se han estado reuniendo desde hace más de 2 semanas con el presidente según grandes medios de prensa. Hoy la foto es diferente y ninguno de los potenciales candidatos y principales dirigentes hipotéticamente opositores algunos de ellos, acepta los publicitados 10 puntos del neo liberalismo. El tiempo demostrará quienes fueron coherentes y quienes buscaron posicionarse y luego rendirse nuevamente, ante el atractivo utilizado en los primeros años para lograr leyes centrales, que terminaron llevando al país y su pueblo al yugo del FMI. Ese es el gran problema, fue la finalidad y hoy es la diferenciación y principal sustento del rechazo que debería imperar. Macri en sus 10 punto prioriza honrar deudas inmorales que han sumido a la sociedad en un estado desesperante que no tiene límite si no se cambian las reglas de entrega de la economía al FMI, que ya interviene directamente en el Banco Central. Estrategia influenciada por lo visto, por el presidente Trump en un aparente diálogo directo con Lagarde y sus jefes, para que el amigo Macri logre llegar a octubre con recursos que le permitan la distribución de espejitos. Un proceso que cada segundo que pasa suma una deuda cuantiosa para el país. Es tan grande el negocio pergeñado después del importante avance logrado, con el endeudamiento mayor de la historia después de los EEUU, que abundan los esfuerzos para sostener el gobierno de una Argentina acondicionada para ser arrasada. Ante esto tímidamente se manifiestan al parecer, más para guardar las formas, que para formalizar propuestas superadoras a las del neo liberalismo.  No obstante ello Massa dice que "El Gobierno incumplió las promesas. Los argentinos no creen que el gobierno pueda sacar al país de la crisis. Hay que construir una alternativa y un nuevo gobierno". Hay más figuración en la vidriera que inclinación al acuerdo que se supone, tampoco aceptará en sus condiciones originarias el sector del peronismo que parece estar liderando Cristina Fernández, más allá del mentado 35 % de los votos. Ella no fue invitada (oficialmente) a pesar de algunas versiones en ese sentido que adjudican a Frigerio como posibilidad. Si hay vocación de “gran acuerdo nacional” no puede faltar ningún sector de la política, de los sindicatos y de los empresarios de todos los niveles; como así tampoco de la gran masa social de desocupados que lamentablemente, suma integrantes  cada día, gracias a la política de estrangulación económica que no soportan comerciantes de todos los rubros y niveles, tal el caso de ARCOR, por ejemplo. En simultáneo Macri desde Vaca Muerta se atribuía el desarrollo de la formación; cuando su inicio real data de más de una década a partir de la iniciativa del gobierno del Neuquén, logrando el entendimiento del nacional. Otro de los que manifestó su descardo con la propuesta PRO, fue Pichetto, que ahora es díscolo pero no mucho, tras haber perdido credibilidad en la misma medida en la que lo hizo Macri. Otro pre candidato, Solá, dijo sin vueltas que "El acuerdo que propone el Gobierno es un manotazo de ahogado". Por otra parte Lavagna plantea una serie de variantes “Consenso19” mediante, dijo, con Pichetto, Stolbizer, Alfonsín y Lifschitz y espera sumar otros referentes; sin abandonar el rechazo a las PASO. Macri recuerda en su propuesta pre electoral que hay que priorizar la “adecuación” del régimen laboral (no para mejor de los trabajadores precisamente) y el acuerdo con el FMI caiga quien caiga y le cueste a quien le cueste. Aspectos que ya se sabe quiénes lo sufren en su mayor efecto. Cristina Fernández renovó algunas reacciones pero esta vez con más turbulencia, con el lanzamiento de un libro que rompió con la frialdad del mercado literario, agotando rápidamente varias decenas de miles de ejemplares. El 9 estará en la Feria del Libro con dicho material y las versiones indican que habrá importantes movimientos de personas. Todos son indicios de un lado y del otro pero la escena va definiendo el grado de impacto de cada uno de ellos en la sociedad civil. Hasta Felipe González pasando casualmente por Argentina, opinó sobre la propuesta de Macri en eso 10 puntos que pueden cambiarse, aumentarse o borrarse por otros agregados luego, pero lo importante es fabricar un acuerdo, para lo que una vez más rescató el Pacto de la Moncloa que ratificó en nombre del PSOE; que lograra dijo, la suma del Partico Comunista inclusive. Pero también hay que recordar que este ex presidente español pasó de empuñar la rosa socialista a impulsar un plan neo liberal que llevó a su país a situaciones que cada tanto, por imperio de la derechización de algunos gobiernos, demuestra los verdaderos intereses de los mentores de la globalización o mundialización económica. Lo que se ha mantenido desde entonces fue la crisis laboral que en España no pueden superar, ni siquiera con la orden de los reyes. No importa el contenido le dijo González a Macri lo importante es lograr un acuerdo. Pero, ocurre que en Argentina Macri hizo todo lo contrario durante casi 3 años y medio, ratificó el rumbo, la profundización y la mayor rapidez del mismo plan y eso, es la muestra de que el acuerdo es una máscara para distraer, ganar tiempo nuevamente, y llegar a las bases con propuestas como las que ya publicitaron, todas basadas en créditos de diferente tenor, que deberán pagar los tomadores que no miden consecuencias, ante un futuro tenebroso según lo anticipa el propio Macri. Endeudarse con los bancos en este proceso degradante de la moneda argentina a favor del dólar, es asegurar fracasos en las economías domésticas con riesgo de pérdidas muebles e inmuebles. En paralelo Macri llamó a Urtubey, Lavagna, Pichetto y Massa  aún sabiendo de algunas declaraciones opuestas porque tienen sus propios intereses electorales. No es un criterio integrador para una reforma constructiva, sino el intento renovado de convocar para dividir y sin duda impedir que el peronismo y otras fuerzas complementarias y enriquecedoras de contenidos humanizados;  se agrupe como cualquier otro partido para proponer candidaturas lejanas claro, a los preceptos conservadores y una clase que no comparte nada con ajenos. Sólo se rasca para dentro al momento de definir negocios, que en definitiva son los pilares de su gestión. Urtubey y Pichetto coincidieron en decir que la propuesta macrista es tardía. Otro que ve con pesimismo la oferta macrista es Lousteau, que duda de la firma colectiva. Está claro que el gobierno o mejor dicho el equipo electoral, busca mostrar una imagen que no podrá despegar la real con los años de rigor economicista, destructores de la industria nacional a partir de una abolición de las PyMEs, endeudamiento inaceptable y anti nacional por excelencia, dependencia con el FMI y un futuro sin exceptivas más que las del fracaso y el tránsito miserable de la sociedad, sumida en una dependencia absurda, que ya exhibe un negociado financiero que no dejó una sola obra en construcción de ningún tipo, calidad, nivel o especialización. La producción está en manos de corporaciones que esquilman a la gran mayoría de los productores de todos los rubros de la agroindustria y la mecánica. No hay otro futuro como el que intentan fingir los neo liberales, que no sea el del ajuste tal como lo rarificara Macri ante el ex candidato derechista anti peronista Vagas Llosa. Lo demás, finalmente es “puro cuento”.
José Manuel Prado 06/05/19

Se salva con vaca ajena

En el acto de inauguración del nuevo oleoducto construido a instancias de las inversiones de YPF (85%) y Tecpetrol (15 %) el presidente Macri expresó algunas consideraciones, tal vez indebidas, porque se apropia de acciones desarrolladas desde el Neuquén por el ex gobernador Jorga Sapag que ya en 2.007, iniciaba investigaciones en Canadá. Conocimientos que progresivamente fueron planteados ante el otrora gobierno nacional tiempo más tarde, y se decidió impulsar el desarrollo de la exploración y explotación de recursos naturales (gas y petróleo) mediante el método no convencional. 
Temas que quienes estuvimos presentes en la actividad informativa, podemos dar cuenta de la veracidad de estos y otros conceptos tales como que en principio inlcuso, desde dentro del PN, ciertos ex funcionarios y algunos dirigentes, insistía en que los “de Vaca Muerta es mentira”. Sapag lo debió soportar porque él también lo sabía y lucho contra diversas adversidades corporativas, políticas y económicas. Además Macri dice que el país estaba en default y eso es falso ya que tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández habían cancelado las deudas con el FMI y con el Club de París respectivamente. El país se había liberado de esas acreencias con recursos genuinos, sin solicitar nuevos préstamos y eso, también lo comprobaron tanto Prat Gay como otros funcionarios que lo expusieron formalmente ante el FMI, para granjearse algo de confianza. La que ellos prometieron como motor de nuevas inversiones que todavía no se han producido, al igual que los “brotes verdes”, “la luz al fin del túnel” o el “repunte en el semestre que viene”. 
Las inversiones realizadas en el Neuquén para el desarrollo del gas y el petróleo son con fines no convencionales de la actividad y ya habían sido acordadas o comprometidas en la etapa previa al actual gobierno nacional, o como producto de los viajes del gobernador Gutiérrez a Houston y de otros funcionarios provinciales del rubro. Una perfecta conjugación de falsedades para que el desarrollo de Vaca Muerta quede hoy, ante los testigos de otrora como si fuéramos descerebrados, incapaces o ignorantes, como un logro del macrismo. Cuando se inicia y pone en marcha la explotación de dicha formación geológica, Macri no era presidente, y se dedicaba a criticar al Neuquén porque atendieron un neuquino en un hospital porteño. Jorge Sapag era gobernador y le respondió de manera corriente, acorde a su jerarquía superadora a la del actual mandatario nacional. Lo más destacable que hizo el gobierno central respecto de Vaca Muerta, fue crear la llamada mesa con ese nombre; que en realidad persigue lograr la intromisión en un ámbito en el que era ajeno por diversas razones. 
Ahora desde dicha formación en el día de la inauguración del ducto, Macri dice que generaron una revolución de empleo, soslayando los antecedentes provinciales y también el informe distribuido por el Ministerio de Producción y Consumo, respecto de que entre enero y febrero de 2.019 solamente, cayeron más de 31.000 puestos de trabajo formales por falta de consumos diversos. Macri habla de un default inexistente en 2.015 porque ya se habían cancelado las principales acreencias externas. En realidad el freno al dólar (corrida mediante) era para evitar la fuga de capitales como hoy ocurre autorizada por el gobierno nacional, agravado por ser dólares de endeudamiento. Antes, los dólares de las empresas tenían un reaseguro de depósito de mínimo depósito hasta que se completaran las inversiones comprometidas. Hoy las únicas inversiones que se hacen son de corte financiero o mejor dicho especulativo, por corto plazo y luego, subirse a la bicicleta o fugarlas a los paraísos fiscales. En los tiempos que Macri ignora para darse un lujo ajeno que sí lo pueden acreditar los gobiernos neuquinos de Sapag y Gutiérrez profundizando el proceso; con el ex gobernador asesorando tal él lo citara reiteradamente;  ya en 2.009 se relanza el proceso para atraer más inversiones tras la crisis de 2.008, comprometiendo a los empresarios a invertir no sólo en el inicio de la concesión sino para mantener activo el desarrollo de las áreas y con ello, su continuidad adjudicataria. 
Es tanta la falsedad ideológica del mensaje de Macri que demanda hacer honor a lo declarado por el ex gobernador Jorge Sapag al diario Río Negro, refiriendo que “Nación confunde el presupuesto nacional y quiere sacar a Neuquén de un plumazo porque tiene a Vaca Muerta, pero no es así”. La voracidad centralista quiere expulsar a la provincia del Neuquén de la redistribución de la riqueza genuina, o reducir sus derechos de otros rubros coparticipables olvidando pícaramente, que la propiedad de los recursos del subsuelo es de los Estados provinciales, y no quien resida por 4 años en la Casa Rosada. Y volviendo al default vale aclarar que Argentina no lo está hoy oficialmente reconocido porque apelaron a un nuevo y enorme endeudamiento con el FMI, ya que previamente, tomaron deuda desmesurada y tras el corte del crédito bancario en el Mundo, para Argentina y el gobierno de Macri; apelaron a la bondad de Cristina Lagarde. 
Hoy el mismo FMI advierte sobre la situación financiera, económica y administradora del gobierno de Macri, debiendo aumentar periódicamente lo provisto en materia inflacionaria. La desconfianza creció de la mano del riesgo país emitido por los otrora amigos del presidente que, desde el JP Morgan, ahora levantan las banderas de advertencia. No obstante estos pasajes el gobierno nacional recauda de vaca Muerta en conceptos impositivos por Impuesto a las Ganancias, IVA y retenciones a la exportación; más de lo que la provincia del Neuquén obtienen por regalías o a nuestro decir por “derechos”. Eso tampoco es justo y demuestra otra vez, el abusivo sistema impositivo con el que el gobierno de turno maneja la maquinaria parasitaria y perversa de ingresos. Lo concreto es que se inauguró el oleoducto gracias a la mayor inversión efectuada por YPF, que es la mayor concesionaria  de áreas de la formación Vaca Muerta, y de las que sin duda ha recaudado enormes sumas de dinero que permitieron dicha inversión y otras del rubro con recursos no renovables del Neuquén. 
José Manuel Prado 04/05/19