OPINIONPROPIA.com.ar Del Neuquén para el Mundo
- Periodismo de Opinión   - 
Neuquén -  - Patagonia - República Argentina - Fecha de inicio 28 de abril de 2.006

Editoriales de 2.019
CAMBIANTES
Estilo cambiante que asegura el incumplimiento de la mentada seguridad jurídica. El gobierno nacional, sus funcionarios, suele cambiar sobre la marcha medidas acordadas previamente con diversos sectores. En realidad es un estilo coherente con los cambios de mensajes y promesas que nunca se cumplen, tal como lo hizo Mauricio Macri candidato versus dicha persona, ya convertida en presidente. Así fue lo de la devaluación inicial del 60 % y de allí en más el descalabro económico y financiero que conocemos, vivimos y sufriremos por muchos años, sin que ello deje un saldo favorable para el país y su pueblo. Los beneficios ya también lo sabemos, fueron, son y serán, para los grandes empresarios que hasta se dieron el lujo de fugar capitales, justificándose incluso con las conductas y declaraciones de algunos ministros. Los que dijeron que tenían sus capitales en el extranjero. Cambios de criterio que dejan de lado hasta el respeto por la dignidad tal lo hicieron con los haberes de los jubilados, sumidos en un estado miserable. La reparación histórica fue otra de las mentiras que cambiaron las promesas de campaña, cuando Macri dijo también que “si la inflación no baja es culpa mía”. Así es señor presidente y además dijo en estos días que este es el rumbo así que sepamos que estamos sentenciados a la perversidad, la falsedad ideológica y a ver borrar con el codo lo escrito con la mano. Por ende también vamos camino a más pobreza. Y otro ejemplo fue la llamativa declaración de la ministra Bullrich que al llegar a Brasil dijo que no había coincidencia con la autorización de portación de armas dispuesta por Bolsonaro. Ella misma semanas atrás, cometió más que un desliz, al advertir que Argentina era un país libre y el que quisiera llevar armas estaba en su Derecho. Es tanta la irracionalidad, el abuso de la verba y las acciones impunes, que se diluye la seguridad y da lo mismo “que sea cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón”. 01 1719 José Manuel Prado.

NO SE ENTIENDE
La contradictoria postura de ciertos sectores de la sociedad llama la atención por el sostenimiento del apoyo a Macri. Sin duda todos afectados por las políticas neo liberales con una economía destrozada y cada vez más condicionante, insisten con criterios a favor de la alianza que alimentó especialmente la UCR y sus desprendimientos. En realidad no caben dudas de la postura anti peronista de este sector que deviene incluso de una historia, de sostenido rechazo, con referentes de la oligarquía y dirigentes radicales que mezclan la historia con una realidad inaceptable. ¿Cuándo el radicalismo originario fue conservador? Han perdido espacio e injerencia y sin embargo, parecen aferrados a una ilusión que les hace apoyar decisiones antojadizas e irracionales. Salvo algunos cargos rentados bien pagados, la mayoría están marginados de la acción política.  Nada queda del precepto “que se doble pero que no se rompa”, sin olvidar el exitismo simulado y su resistencia cuando Alfonsín, exhibió su criterio de centro izquierda, causando revuelo en los tradicionales de la boina blanca que no lo entendían. Hoy, sin embargo algunos de ellos apoyan a un Macri que está en la antípoda de “Don Raúl”, a quien llamaban el “padre de la Democracia”. Lamentablemente vemos que han perdido su perfil genuino y los acuerdos electoralistas, lavaron las banderas. Por eso están desperdigados y en casos, obligados por su vocación política, a optar por otra corriente popular reemplazando a su histórica “Unión Cívica”; que sufrió varias divisiones desde sus orígenes fundacionales y Principios “irigoyenistas”. En el PJ deberían ver esta consecuencia. Lo curioso es que todos los que se alejaron de las banderas por acuerdos extra partidarios, a veces citan la historia y la pasión que les despertara Alfonsín. La misma que algunos dirigentes han dejado de mencionar para no quedar mal parados, ante sus jefes políticos neo liberales con cierta cuota de conserva. 01 16 19 José Manuel Prado.

LO VEN MAL
Varios ensayaron el mensaje y en particular, la filósofa Legrand, que tras su vasta experiencia también llegó a la conclusión de que “Como te ven, te tratan. Si te ven mal, te maltratan”. Criterio aplicable a la gran mayoría de los que se convierten en el centro de atracción, por los reiterados fracasos, como los de la gestión macrista. Concepto relativo porque según se lo interprete también puede ser un éxito, en beneficio de corporaciones, mesas de dinero, y centros financieros internacionales. No olvidemos las ventajas de los intermediarios y de los que confirman las operaciones. ¿Cuáles? Todas las devenidas del endeudamiento nacional, que no tiene freno y nos lleva de nuevo al quiebre nacional, que en términos administradores significará un default. El que hoy algunos profesionales no sólo vaticinan sino que advierten que técnicamente ya estamos en situación de incapacidad de pago. Escena que contagia el desaliento, la insatisfacción y el dolor de la pobreza creciente.  Como te ven te tratan y en este caso a Macri se lo ve y se lo sufre como los efectos de la gestión, centralista por excelencia, concentradora de la riqueza a favor de pequeños sectores. Se lo ve fracasado por el daño al pueblo pero exitoso por los enormes beneficios con perdones de deudas a grandes empresas, subsidios a esos sectores, blanqueo de capitales incluyendo familiares que no retornan los mismos y sólo pagan impuestos. Dinero que podría tomar el Estado sin endeudarse con el FMI. Exitoso por el retorno al Fondo que exigía ese cambio y las políticas por las que también, se ve a Macri con aspecto absolutamente negativo. Destructor de la industria nacional que atropella a las PyMES, de la economía popular, de los puestos de trabajo, del federalismo, y sin duda del Estado dejado de lado en sus obligaciones e intervenciones imprescindibles. Incluyamos la promoción de la fuga de capitales. En Argentina si el Estado se retira de la escena los pueblos pasan a sufrir la vida en lugar de mejorarse su calidad, como también se ha prometido. El gobierno nacional macrista y asociados están maltratando a la sociedad y a su economía, y de allí la pésima imagen, absolutista, anti social y enemigo del país. Tanto daño ha causado y ratifica que lo hará en esto y otras prácticas, que nadie lo quiere en su boleta ni en la fecha electoral interviniendo como candidato aliado. Lo ven mal, lo tratan mal y lo quieren lejos en las próximas elecciones para evitar la derrota merecida. 01 15 19 José Manuel Prado.
TRAICIÓN A LA PATRIA

La pluralidad de ideas es el factor que enriquece la convivencia cuando los pruritos se superan o dejan de existir, ante la posibilidad del voto. Pasados 3 años la gestión PRO acompañada por la UCR, ARI y algunos más, fue un fracaso y con avisos de más daño a la sociedad y al país. Siguen tomando deuda con emisión de papeles y esperan tras cada rezo que llegue otra cuota del FMI. Situación que agrega un grillete más a la Nación no sólo con el aumento de la deuda, sino del embargo de hecho a los recursos naturales renovables y no renovables. Es que no hay otras garantías porque el país no tiene producción importante con valor agregado. En esto último está la realidad del subsuelo de la formación Vaca Muerta. Tal vez sea una de las mayores atracciones para los inversores de la especulación; que cuentan con la aceptación de Macri y su equipo, el peor sin duda; ya que ese grupo no ha sabido o no quiso, desarrollar otras vetas que hubieran generado trabajo, producción, bienestar, desarrollo y riqueza. Tampoco hubiera habido deuda. A ellos sólo les importó generar negocios financieros, porque no trabajan de otra cosa que no sea la especulación. Y vaya si lo hicieron, pero sin medir la destrucción del país, su estructura productiva y lo más sensible que es el tejido social. El desabarranco citado no fue exagerado. Hoy vemos que van por un nuevo triunfo en las urnas. Son la asociación de empresarios avenidos a funcionarios, que han maltratado al Estado como pocas veces se lo ha hecho, dañando a la mayoría de la sociedad. Pequeño grupo experimentado en mesas de dinero, paraísos fiscales, endeudamientos y mediación entre capitalistas deshumanizados, y un Estado sentenciado a la pobreza y al endeudamiento. El que disfrutan los que no deben seguir en la Casa Rosada porque han traicionado a la Patria. Las comunidades piden que se vayan pero, priva la buena costumbre de votar salvo que antes, se vayan solos. 01 14 19 José Manuel Prado.
CAMBIEMOS

La idea era, de nuevo, intentar frenar los despidos con los que los empresarios protegen sus ganancias, en un escenario crítico por excelencia. Ventas que caen, comercios que cierran y producción que se paraliza, es el resultado de las políticas neo liberales o algo así, impuestas por un gobierno que le entregó la llave del país al FMI. Descalabros económicos con agravamiento social innegable, y la pobreza que corroe material y moralmente a la mayoría de los afectados. Temores por la falta de trabajo creciente y con ello, el avance de las necesidades, la pobreza y la indigencia, mediando una niñez y una juventud, peligrosamente perjudicadas. Acuerdos entre dirigentes sindicales y funcionarios acompañados por empresarios, y un nuevo fracaso para los trabajadores que demuestra la orfandad o la premeditada decisión de liquidar puestos de trabajo, gastar menos y esperar, sólo esperar. Palabras que definen esta perversidad ante la que el gobierno ha dispuesto los recursos para que con el mentado cambio, nada cambie. Acuerdos para frenar los despidos acompañados por la zanahoria de un bono de hipotéticos $ 5.000 que no todos recibieron y la inaplicabilidad del DNU como norma garante para evitar despidos laborales. Nada cambió pasó el tiempo y la administración Macri exhibe su negativa de garantizar derechos laborales y menos aún, los acuerdos ratificados. Sin reglamentación la norma no se ejecuta, los sindicalistas critican a los empresarios y el gobierno, se distrae con cuestiones propias de su línea política. Olvido de los compromisos asumidos y la dilución de normas legales, relativizadas y pulverizadas por la falta de vocación y ejecutividad. No hay garantías individuales en lo laboral y los despidos prosperan, igual que con las bajas masivas ignorando el mentado preventivo de crisis. Esto es el PRO en su esencia y el resultado de un CAMBIEMOS para que nada cambie y todo se agrave. 01 11 19 José Manuel Prado.
SIMULACROS

Cuando la especulación supera a la creatividad aparece la degradación de las relaciones sociales y de la administración del Estado. En un año electoral exhiben zanahorias para ocultar la realidad. La que la gran mayoría sufre por falta de respuestas sociales como el trabajo, la dignidad salarial, la alimentación, la salud o la vivienda. Cuestiones que parecen excesivas aunque fueron pautas básicas de la vida digna. Nos enredaron perversamente con una deuda que se llevará gran parte del futuro. El dinero que debería usarse en un consumo cotidiano, sostenido y satisfactorio, hoy se redirecciona al pago de un financiamiento absurdo; mientras se empobrecen los sectores de la producción por falta de demanda en un mercado empobrecido. Y en lugar de plantear alternativas superadoras de la crisis que generó, el gobierno nacional propone discutir en sesiones extraordinarias, por ejemplo, la baja de la edad para imputar a menores, que me recuerda la dictadura de Videla. No justifico la violencia o el delito pero me pregunto si no sería más adecuado que ese gobierno, desarrolle políticas para el rescate social, con inversiones para el desarrollo, y nuevas fuentes de trabajo en lugar de bancar los despidos que se multiplican incluyendo el cierre de empresas tradicionales. Apelan a temas especulativos para encubrir la realidad que buscan atemperar con puestas en escena que no son imprescindibles ni urgentes. En todo caso, repito, que desarrollen políticas para la producción, el trabajo y el bien común. Claro que para ello deben reencauzar las estrategias económicas, romper la dependencia provocada con el FMI, y retomar la producción con  el compromiso real de defender la industria argentina, en lugar de generar negocios en el marco de la timba financiera. La que lleva 3 años de especulación, mientas que la pobreza, la indigencia y el hambre, componen la estadística de un Estado neo liberal y anti popular. 01 10 19 José Manuel Prado.

ALARMAS
El año electoral parece ser el tiempo en el que se envalentonan los derechistas, que creen que hay que volver al estado de rigor, de amenaza y disciplinamiento abusivo. Aparecen corrientes negadoras de la Democracia con criterios y acciones violentas y racistas. La homofobia de pronto se convierte en algo natural y hasta las violaciones y abusos a mujeres, no cuentan con el repudio absoluto que merecen. La persecución política y segregacionista va siendo incorporada progresivamente, y personajes peligrosos llegan a ocupar de nuevo; algunos gobiernos de los que hay que cuidarse. La Democracia prevé la Izquierda y la Derecha con la obviedad del Centro pero otra cosa, es aplicar políticas a modo de yugo social. La violencia institucional para disciplinar los ánimos caldeados, por las injusticias de la economía anti social, es una advertencia de mayores rigores, para garantizar el fin sin importar el cómo. Panorama que desde el FMI, ordenan a los gobiernos que apelan a sus servicios financieros, para sanear únicamente las cuentas deudoras de las que obviamente, no piden explicaciones. En Argentina estamos en rojo no por tomar e invertir capitales para el desarrollo social y estructural. Desconocemos a dónde fueron a parar los capitales tomados previamente, aprovechando las condiciones del país que así lo permitieron, para favorecer la compra sin control de dólares usados luego, para la fuga de capitales. Lo repito para que el acostumbramiento no nos haga olvidar estas cuestiones que deben incorporarse, a la memoria como cualquier otro delito de lesa humanidad. Endeudar a un pueblo de manera inconsulta e incorrecta puede ser delictivo, por su acción atentatoria contra la dignidad social. La que el ser humano merece sin sufrir un desfalco que lo sentencie a una crisis inmerecida, abusiva del poder otorgado por el voto popular, e injustificada en un país desbordante de riqueza, hoy sepultada con la especulación financiera improductiva.  01 09 19 José Manuel Prado.

PALABRAS
Mucho se habló de la formación Vaca Muerta desde que se decidiera su desarrollo, tras la demostración de las importantes existencias de gas y petróleo enquistados en las rocas del subsuelo neuquino. La presidenta Cristina Fernández en un acto público en Rosario, en presencia del entonces gobernador Sapag, reconoció la deuda del Estado Nacional para con el Neuquén, por el aporte de miles de millones de dólares en hidrocarburos con precios especiales. Riqueza que el Neuquén aportó a la Nación sacrificando ganancias que hasta hoy, no han sido compensadas. Por el contario los precios del gas, naftas y gasoil, a pesar de la cuantificación regional, son muy altos y afectan el bolsillo de los consumidores. Pasaron los años y el Neuquén logró una proyección trascedente como tercera potencia en la materia, reconocida por las grandes del rubro. El proceso requería y requiere de inversiones que el Estado Nacional no encabeza pero sí esperaba que capitales internacionales intervengan a tal fin. Era la estrategia original y sigue siéndolo hoy pero ya no con el mismo criterio desde la Casa Rosada. Desde el Neuquén ya han efectuado reclamos el vice gobernador Figueroa, el gobernador Gutiérrez y el senador Guillermo Pereyra; sin perjuicio de algunas opiniones de otros dirigentes políticos que no alcanzan la fortaleza necesaria. Gutiérrez reiteró el reclamo al presidente en Villa La Angostura y habrá nueva reunión con el secretario de energía. El tema de la defensa de los recursos renovables y su desarrollo estructural y productivo, no debe ser una responsabilidad exclusiva del gobierno provincial, sino que merece también el respeto por los compromisos anunciados. Macri cita a Vaca Muerta pero el FMI tienen más poder y frena las promociones, posterga el auto abastecimiento y la posterior exportación como debería ser; borrando con el codo lo antes firmado para que los subsidios, también vayan a las arcas de poder económico global. 01 08 19 José Manuel Prado.

EVITAR EL ESTALLIDO
Un nuevo año que pone en marcha algunas actividades de manera anticipada, reflejan los intereses electorales que, desde los partidos políticos, han  comenzado a desplegar. En pocos días se iniciará la campaña con vistas al 10 de marzo de 2.019, que es cuando se desarrollarán las elecciones generales en la provincia del Neuquén. Fecha anticipada frente a la del mes de octubre que es cuando se llevarán a cabo  las destinadas para las futuras autoridades nacionales. En el medio aparecerán otras convocatorias provinciales según indiquen las consultas de opinión, generalmente para separarse de las presidenciales, e intentar salvar la ropa. Lejos quedaron los días en que el macrismo sonreía en la creencia de un triunfo personalista que adjudicaban a un Mauricio Macri, al que le escapa la ilusamente destacada figura de María Vidal, considerada como la más firme rumbo a un triunfo que hoy, nadie puede asegurar.  Ni Marcos Peña argumenta la reelección. Fracasó la política económica y pierden adhesiones masivas de los arrepentidos que votaron al PRO. También están las devaluaciones y la inflación, que pulverizaron la capacidad de compra del bolsillo popular. Frenaron los salarios, aumentaron la deuda externa e interna, la pobreza, la indigencia y la desocupación. El comercio no vende, la industria no produce y la deuda llega casi al 100 % del PBI. Panorama peligroso que también aumentó la desconfianza internacional y el riesgo país. Carrió y adherentes buscarán la mejor conveniencia. No son optimistas y critican con disconformidad ante los que disimulan sin hablar de economía. Aspiraciones vacías y la sumisión ante el FMI, por la irresponsabilidad de Macri, Caputo, Dujovne, Sturzenegger, Aranguren, Iguacel y Sandleris, y la rígida mirada de Cristina Lagarde y sus economistas. Esa es la actualidad y no cuesta imaginar lo que viene con el nuevo ajuste anunciado, que hay que rechazar, para evitar el estallido social que ya conocemos. 01 07 19 José Manuel Prado.